Entrada destacada

El verano ya llegó

Que si verano por aquí, que si verano por allá… No se habla de otra cosa en estos días. Y no es para menos por la fuerza con que ha entrado ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

jueves, 30 de abril de 2009

Sin escrúpulos


El director de la vanguardista y frenética Corre, Lola, corre (Lola rennt, Tom Tykwer 1998) nos trae en esta ocasión un sólido thriller de corte clásico y ritmo contenido. The International: Dinero en la sombra (The International, Tom Tykwer 2009) está narrada en clave del cine de espías de toda la vida, con intriga, conspiraciones, informadores, asesinos profesionales, y toda una galería de personajes propio del género. Incluso la fotografía es fría y con tonos apagados, que en cierto modo recuerda un poco a los thrillers de los años 70 tipo French connection (William Friedkin 1971). La acción es trepidante pero entendible, se ve lo que está ocurriendo, lo cual se agradece en estos días, especialmente después de comprobar como los responsables de Bond en Quantum of solace sucumbían al estilo de "intuir más que ver" propio de la saga Bourne.

El tema tratado es muy interesante: un agente de la Interpol y una ayudante del fiscal de distrito de Nueva York investigan a una poderosa entidad bancaria que realiza operaciones muy lucrativas a costa de los conflictos bélicos en los países subdesarrollados. Un complejo entramado de banqueros, fabricantes de armas y señores de la guerra en el que los escrúpulos y la moral han dejado de existir. Es la lucha de los bancos por hacerse con el control de las deudas externas contraídas por los países en conflicto. En esta caótica tela de araña un agente con principios trata de buscar justicia.

Protagonizan Clive Owen y Naomi Watts, ambos muy correctos en sus respectivos papeles. Owen fue uno de los nombres que se barajaron para ser el nuevo 007, que finalmente fue Daniel Craig, y por lo visto no se resigna a no ser agente, ya que hace poco interpretaba a un ex-agente del MI-6 en Duplicity (Tony Gilroy, 2009) junto a Julia Roberts, y ahora encarna a un agente de la Interpol en esta historia de espionaje en las altas esferas del entramado financiero internacional. Watts demuestra una gran versatilidad para los géneros; desde el hiperrealismo del cine independiente en 21 gramos (21 grams, Alejandro González Iñarritu, 2003) al glamour de las superproducciones de Hollywood en King Kong (Peter Jackson 2005)pasando ahora por las tramas de espionaje a la antigua usanza.

Cabe destacar especialmente entre los secundarios al veterano Armin Mueller-Stahl que dota a su personaje de gran entidad y presencia. Además dice la frase que más me gustó de la película: "es más fácil conservar la integridad que recuperarla".

En definitiva una película entretenida, resuelta con oficio, con un planteamiento muy interesante, un tiroteo espectacular y cierto aire nostálgico de los thrillers de antaño.

Leer critica The International (Dinero en la sombra) en Muchocine.net

viernes, 24 de abril de 2009

La afectividad en el cine

Galax Pictures ofrece este vídeo resumen de la conferencia de Cinemanet en la que el psicólogo Jaime Serrada, de la Fundación Gift & Task, analiza como se muestra en el cine el tema de la afectividad y la sexualidad desde la perspectiva de la psicología y la antropología.

lunes, 13 de abril de 2009

Cinemanet: evento en Madrid


El próximo viernes 17 de abril tendrá lugar una conferencia sobre la afectividad y la sexualidad en el cine. El tema será tratado a través de películas como Juno, American Beauty, Titanic o Wall-E.

Se puede ver más información en la web oficial de Cinemanet.

Como en ocasiones anteriores Galax Pictures cubrirá el evento. Se pueden ver los reportajes de actos pasados en la sección de Colaboraciones.

domingo, 5 de abril de 2009

Clásicos de Semana Santa


Como ya viene siendo costumbre me gusta repasar en estas fechas los clásicos de temática bíblica. Hace dos años nombré a Ben-Hur, el año pasado Los diez Mandamientos, y este año le toca ser revisitado a Quo Vadis? (Mervyn Leroy, 1951), una superproducción hollywoodense en estado puro. La historia de amor entre un general romano y una creyente durante la época de persecución a los cristianos bajo el gobierno del emperador Nerón.

La escena del incendio de Roma es espectacular y Peter Ustinov encarna al que está considerado como "el mejor Nerón" de la historia del cine, interpretación por la que recibió el Globo de Oro a Mejor Actor de Reparto y fue nominado al Oscar en la misma categoría, si bien ese año finalmente resultó ganador Karl Malden por Un tranvía llamdo deseo (A streetcar named desire, Elia Kazan 1951). Quo vadis? recibió un total de 8 nominaciones pero no obtuvo ningún galardón. Los premios se los repartieron básicamente entre Un lugar en el sol (A place in the sun) de George Stevens que se llevó el Oscar a Mejor Director, La Reina de África (The African Queen, John Huston) y Un americano en Paris (An american in Paris, Arthur Freed) que se alzó con la estatuilla a Mejor Película.

La pareja protagonista de Quo vadis? está encarnada por Robert Taylor y Deborah Kerr y nos muestran como el amor hace cambiar positivamente a dos caracteres opuestos, de dos mundos diferentes. El personaje de Taylor tiene una evolución muy positiva de un hombre cegado por la grandeza de Roma, que a través de los ojos de una humilde sierva cristiana aprende a valorar los pequeños detalles de la vida y descubre un mundo más espiritual por encima de la fastuosidad material del Imperio. Al mismo tiempo el personaje de Kerr aprende a valorar las cualidades humanas por encima de sus prejuicios contra todo lo que tiene que ver con Roma.

Por otra parte el personaje de Nerón pone el contrapunto con una evolución del personaje en sentido contrario, hacia una degeneración total. Sus delirios de grandeza unidos a un carácter débil y cobarde le llevan a cometer actos de locura y entrar en una espiral de destrucción de sí mismo y de quienes le rodean.

Una historia épica de emociones desatadas servida con el envoltorio de una superproducción de Hollywood con espectáculo, glamour y esa magia de la meca del cine que hace grande al Séptimo Arte.