Entrada destacada

El verano ya llegó

Que si verano por aquí, que si verano por allá… No se habla de otra cosa en estos días. Y no es para menos por la fuerza con que ha entrado ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

viernes, 2 de mayo de 2008

Tic tac

Varias películas, especialmente en los últimos tiempos, llevan un periodo de tiempo por título, por ejemplo 60 segundos (Gone in 60 seconds, Dominic Sena 2000), un blockbuster veraniego en el que el título indica el tiempo que tardan unos ladrones de coches en cometer un robo, protagonizada por Nicholas Cage, Anjelina Jolie y Robert Duvall. Otra es 15 minutos (15 minutes, John Herzfeld 2001) en la que dos policías (Robert de Niro y Edward Burns) persiguen a dos criminales que venden a las televisiones grabaciones de sus crímenes para tener sus 15 minutos de gloria, que como decía Andy Warhol "en el futuro todo el mundo será famoso durante 15 minutos".
Ahora se estrena 88 minutos (88 minutes, Jon Avnet 2008), en la que un psiquiatra forense del FBI (Al Pacino) recibe una llamada que le amenaza con que le quedan 88 minutos de vida, el mismo día en que van a ejecutar a un asesino en serie que fue condenado gracias a su informe psiquiátrico, sobre el que planean ciertas dudas de credibilidad. El condenado insiste en su inocencia y el psiquiatra mantiene que su informe fue acertado.
Tras un comienzo algo truculento, la película es un thriller que mantiene muy bien la intriga y la tensión hasta el final, pero deja cierta sensación de "ya la he visto" por su factura formal. La estética, el leguaje audiovisual empleado no ofrecen nada nuevo. No tiene una identidad propia, da la sensación de ser un thriller más. No obstante el director de Íntimo y personal (Up close and personal, 1996) y Tomates verdes fritos (Fried green tomatoes, 1991) consigue un film entretenido y que mantiene al espectador pegado a la butaca, algo que hoy en día no es poco.

11 comentarios:

Rachel9 dijo...

Pues a mí lo del "tic tac" me ha recordado a una bomba de relojería. Una de las antiguas, claro, no de las de ahora con esos relojes digitales que no hacen ruido. Ya sabéis a cuáles me refiero, ¿verdad? Esos cartuchos de dinamita atados con una especie de despertador adosado que activaba la ignición de la mecha. Los más jóvenes lo habréis visto en los dibujos animados de "El coyote y el correcaminos".

Me acuerdo especialmente de un episodio de Alfred Hichtcock Presenta que vi siendo niña en el que un marido planeaba la muerte de su mujer, quién estaría traicionándole con su mejor amigo, poniendo una de esas bombas en el sótano. Pero entonces entran unos ladrones que le dejan inconsciente y le atan. Al despertar ve que no puede escapar y tiene justo ante él la bomba, que estallará en una hora. ¿Cómo acaba?... Pues os recomiendo que lo veáis porque merece la pena. Durante una hora se oye el tic-tac continuamente mientras él recapacita sobre lo que ha hecho e intenta liberarse.

Otro episodio que os recomiendo es "Triggers in Leash (Gatillos bajo control)". En una tasca del oeste se encuentran dos pistoleros rivales dispuestos a matarse en duelo. Ninguno quiere ser el primero en desenfundar para que no le acusen de asesinato y, al final, deciden que ambos sacarán el revolver cuando el reloj de cuco de las doce. El final es sorprendente, muy a lo Hichtcock, lo que se nota también por no estar exento de cierto humor.

xeta2 dijo...

Si está recomendada por tí, merece un vistazo esta pelicula, además el thriller es mi genero preferido. No m la perdere. saludos Galax!

Abián De La Cruz dijo...

Hace tiempo que me dan miedo las películas con numeros por título, 10.000, casi 300... Un saludo

Sesión Golfa dijo...

Muy original tu post de hoy, amigo. Te linkeo.

Pablo dijo...

Flojo thriller, hay que reconocerlo, flojo y previsible. La verdad es que yo me esperaba mucho más ya que contaba con un buen director (para mi), y como no con uno de los mejores actores de la actualidad. Pero por desgracia, y tal y como tenemos el panorama ni el gran Al Pacino, ya se salva. ¡Ojalá! vengan tiempos mejores. Estupendo post amigo Ramón. Un saludo!!!
http://pablocine.blogia.com

Ramón Ramos dijo...

Rachel9
Hitchcock tiene episodios realmente buenos en su serie, muchos a la altura de sus largometrajes.

Xeta2
tanto como recomendarla no sé si me atrevería, ya digo que es convencional, pero a los fans del psychothriller les puede agradar.

Abián
esos dos ejemplos que mencionas desde luego son para echarse a temblar.

Sesión Golfa
gracias.

Pablo
flojo en tanto en cuanto no ofrece nada nuevo estoy de acuerdo, pero lo de previsible...no sé, yo llegué a tener dudas en algún momento sobre el final. Quizá es que estoy poco espabilado últimamente.

Saludos,

Jefe Dreyfus dijo...

si, si.. pero no sería más lógico que 88 minutos durara 88 minutos?

alfombraroja dijo...

Y 88 minutos sobraría, la verdad.

Supongo que poner hora a un filme significa darle acción en sí, darle ritmo desde el comienzo para que enganche y sea "trepidante hasta en el título"...
Mala táctica en mi caso, porque este tipo de películas de acción a contrarreloj raramente me enganchan.
Saludos,

Aida H.

Diego Esteban dijo...

hola soy diego, esta muy padre tu blog, me gusto visita http:superflifli.blogspot.com por fa

Carlos Alberto Arellano dijo...

Ramón:

Me gustó mucho Tomates verdes fritos. Una excelente película.

Recuerdo que estaba viendo 15 minutos en la televisión, pero tuve que dejarla para hacer algo más importante.

Con respecto a ya la he visto, recuerdo una frase del escritor argentino Jorge Luis Borges: La idea de que ya todo está escrito (o filmado, podríamos agregar) nos anula o nos afantasma.

(Se refería a los escritores, en el momento de ponerse a escribir.)

Raquel: Vaya, interesantísima esa película de Hitchcock. Me gustaría mucho verla. ¡Si me habré divertido con el coyote y el correcaminos! ¡Pobre coyote!

¡Saludos!

Rachel9 dijo...

Ramón:

La verdad es que Hitchcock dirigió muy pocos de los episodios de su serie. Pero es cierto que entre ellos se encuentran algunos de los mejores. Destaca "Angustia", con Joseph Cotten en el papel de un hombre de negocios que sufre un accidente en su coche y queda inmovilizado hasta el punto de que todos creen que ha muerto. Todos los que conozco se acuerdan de ese episodio.

Y una que vi hace poco: "Nunca más". Una alcohólica despierta en un hospital después de una borrachera. Confusa, intenta recordar lo sucedido la noche anterior, que le ha llevado a acabar en esa situación. Es una de las historias más espeluznantes que he visto en mi vida. Te deja en estado de shock.

Carlos:

No sé si conoces la "leyenda urbana" de que Chuck Jones y su equipo hicieron un episodio en el que el Coyote atrapaba al correcaminos y se lo comía, pero no para que se emitiera, sino por satisfacción personal. Así que no te apenes tanto por él.