Entrada destacada

Secuelas tardías, ¿una buena idea?

Hace poco se publicaba el primer teaser de Blade Runner 2049 , cuyo estreno está previsto para octubre de este año. Se trata de la secuela ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

jueves, 17 de enero de 2008

El Oscar extranjero

Es noticia estos días que El orfanato ha caído en la selección de los Oscar en la categoría a mejor película de habla no inglesa. No he visto la película, y por tanto no puedo juzgarla, pero creo que este resultado era previsible sin tener en cuenta la calidad del film, y a continuación explicaré por qué.
El problema que se plantea es que la película pertenece a un género importado. El suspense o terror psicológico es un género en el que Hollywood es maestro y ha producido, y sigue produciendo cientos de películas. Sin embargo en la categoría de película de habla no inglesa, normalmente, no digo que siempre pero sí con bastante frecuencia, se presentan películas que representan a su país de origen, no sólo en lenguaje sino también en temática, cultura o ambientación. Por ejemplo Tigre y Dragón (Wo hu cang long, Ang Lee 2000) está rodada en mandarín y se trata de una maravillosa fantasía china sobre el amor y la lucha entre el bien y el mal. Se pueden tratar temas universales pero adaptados al lugar de origen. Lo mismo ocurre con anteriores películas españolas ganadoras del Oscar: Volver a empezar (José Luis Garci, 1982) trataba una historia de reencuentro ambientada en Asturias y con muchos elementos propios del lugar, o Belle epoque (Fernando Trueba, 1992), comedia romántica en ambiente costumbrista de la España de los años treinta, o más recientemente Mar adentro (Alejandro Amenábar, 2004) que tocando un tema universal como es la eutanasia, recreaba una historia real muy local. Y evidentemente también está Todo sobre mi madre (Pedro Almodóvar, 1999), que recrea el mundo almodovariano, también muy alejado de los cánones de Hollyood. Otros ejemplos de ganadores de Oscar son los italianos, con películas de estilo "muy italiano" como Mediterráneo (Gabriele Salvatores, 1991), Cinema Paradiso (Nuovo Cinema Paradiso, Giusseppe Tornatore, 1988) o La vida es bella (La vita è bella, Roberto Benigni, 1997).
Estos ejemplos pueden llevar a la conclusión de que la Academia de Hollywood reserva la categoría de mejor película de habla no inglesa para películas que se alejen un poco del estilo americano, que para premiar su cine ya tienen el resto de categorías. Por ello resulta lógico pensar que una película de terror en línea de las que ellos hacen con tanta frecuencia, no les llame suficientemente la atención para nominarla a este premio.

4 comentarios:

Juan dijo...

No podemos estar más de acuerdo. La peli es buena, pero no es nada del otro mundo allí, que desayunan y meriendan mil como esta y mejores. No cabía esperar otra cosa. Un saludo. Me permito la libertad de recomendarte en mi blog este post, ya que iba a escribir sobre el tema y creo que tú ya lo dices todo.

Pablo dijo...

Totalmente de acuerdo. Y es que aquí no hay un dios que haga ultimamente una pelicula digna de algún premio. Quitando al Almodóvar de marras, ya no encuentras a nadie, porque parece que los Amenábar y compañia están desaparecidos en combate.Pobre cine español.Saludos.

Carlos Alberto Arellano dijo...

Ramón:

Muy interesante la conclusión a la que llegas en «El Oscar extranjero». Y si así es, tal como dices, me parece muy bien. Que premien lo distinto, lo exótico, lo original, lo que poco tiene que ver con el estilo que prefieren los americanos, lo que se aleja de lo que ellos habitualmente hacen y muy bien. Sería tonto que premiasen las mismas películas que en Hollywood hacen, a montones, todos los años. Además, elegir esas películas que muestran (en toda su plenitud) otras tierras, otras culturas, otros modos de ser y de hablar y de vivir (aunque puedan tocar, como tú dices, temas universales) es una brillante manera de enriquecer el mundo de la cinematografía. Ramón: Excelente comentario.

¡Saludos!

Cecile B. Demente dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con usted, aunque también habrá influido que "El Orfanato" sea tremendamente mala.