Entrada destacada

Secuelas tardías, ¿una buena idea?

Hace poco se publicaba el primer teaser de Blade Runner 2049 , cuyo estreno está previsto para octubre de este año. Se trata de la secuela ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

viernes, 28 de diciembre de 2007

Epidemias

Ha vuelto Will Smith a la cartelera con Soy Leyenda (I am Legend, Francis Lawrence 2007), una nueva adaptación del texto homónimo de Richard Matheson. La película está muy bien llevada, es entretenida y cuenta con un diseño de producción extraordinario que nos muestra un sobrecogedor Manhattan devastado y abandonado. La soledad del protagonista se transmite al espectador, así como el pavor cuando no está tan solo. La historia es la de un científico que sobrevive a la epidemia de un virus que hace involucionar a las personas: se vuelven fotosensibles, irracionales, primarios y agresivos, una nueva especie de seres inhumanos. El único inmune al virus, el doctor Robert Neville (Will Smith) permanece en la zona cero buscando compulsivamente una cura para las víctimas de la pandemia, acompañado por una preciosa perra pastor alemán llamada Sam. Quizá el punto más flojo de la película estriba en la manera de explicar lo que ha pasado, por qué ha ocurrido, resulta algo confuso saber exactamente como actuó el virus para llegar a esa situación. No es necesario dar una explicación rigurosamente científica para desarrollar la trama, pero el caso es que en diferentes momentos van dando pinceladas de lo que ocurrió, y ya de hacerlo deberían hacerlo bien, o si no que no lo nombren. Sin embargo el suspense y la acción están muy bien logrados.
No he leído la novela pero varias fuentes me han confirmado que el final en la película está cambiado, no sé si para mejor o para peor, eso depende del gusto de cada uno. La novela tuvo otra versión en 1971 titulada El último hombre...vivo (The Omega man) dirigida por Boris Sagal y protagonizada por Charlton Heston en el papel que ahora interpreta Will Smith.
En los últimos años se estrenaron con una historia similar 28 días después (28 days later, Danny Boyle 2002) y su secuela 28 semanas después (28 weeks later, Juan Carlos Fresnadillo 2007) sobre las consecuencias de un devastador virus en Gran Bretaña.
Otra película destacable sobre epidemias es La amenaza de Andrómeda (The Andromeda strain, Robert Wise 1971) sobre la epidemia causada por un virus extraterrestre en Mexico. Está basada en la novela homónima de Michael Crichton y, al igual que la novela, el exceso de verborrea científica quizá lastre un poco la fluidez narrativa del relato. Una película en la que no ocurre ésto, sino que la carrera contra reloj en la búsqueda de un antídoto es el elemento predominante de la película, es Estallido (Outbreak, Wolfgang Petersen 1995) en la que un virus africano muy parecido al Ébola, es introducido en un pueblo de USA por el tráfico ilegal de animales exóticos. El trío protagonista formado por Dustin Hoffman, Rene Russo y Morgan Freeman funciona estupendamente, y además están respaldados por secundarios de lujo como Donald Sutherland, Cuba Gooding Jr. y Kevin Spacey.

10 comentarios:

Rachel9 dijo...

Pues que apenas se explique qué ha pasado es para mí lo mejor de la película. No me gusta esa tendencia del cine actual a explicar todo al espectador. Me gustó cómo a través de pequeños retazos como los recuerdos del protagonista, imágenes de televisión o recortes de periódicos, se daban detalles de qué es lo que había pasado. Además, cómo se ha llegado a esa situación no es importante para el desarrollo de la película.

"Soy Leyenda" no es la segunda adaptación de la obra de Richard Matheson (quién también escribió y guionizó "El increíble hombre menguante"), sino la tercera. Antes de la protagonizada por Heston se realizó una para la televisión, de bajo presupuesto, y protagonizada por Vincent Price, titulada "El último hombre vivo". Matheson participó en el guión pero debido a los cambios que hubo que realizar para evitar la censura norteamericana, firmó con un seudónimo. Aún así, ésta es la que más se acerca a la novela. Podéis encontrarla completa en youtube, al igual que la de "Omega men", aunque ambas en versión original y sin subtítulos.

Creo que "Soy leyenda" no es una adaptación del libro, sino del guión de "The Omega man". Es decir, que es un "remake". Y ciertamente tiene más similitudes con la película de 1971 que con el libro de los años cincuenta. Como Heston, Smith es un oficial del ejército que se había encargado de encontrar una cura para la epidemia y al final se sacrifica para que el suero, obtenido a partir de su propia sangre inmune, ofrezca una salvación a los escasos supervivientes.

Lo único salvable de la película es la producción. Tras la escena de la captura de la contagiada con la que experimenta, y en la que puede verse al líder de los infestados llorar mientras le sujetan para que no salga a rescatarla a la luz del día, un gesto que Smith interpreta como propio de un loco tal vez porque su soledad le ha deshumanizado hasta el punto de impedirle entender un rasgo tan humano, creía que la película se enriquecería mostrando a unos seres que eran algo más de lo que aparentaban. Qué desilusión. Pero lo peor es cómo reacciona Neville cuando ve a seres humanos. La escena con la película de Shreck es casi cómica. Después de tres años sin ver un ser humano, ¿sólo se le ocurre demostrar que se conoce de memoria esa película? Sólo le faltaba haber añadido “Si no hubiera sido por el ogro verde me habría vuelto loco en mi soledad” o “¿Qué habría sido de mí sin ese burro parlanchín durante todo este tiempo?”. Y para rematarlo, la moralina bíblica. Existe un refugio pese a que un militar a cargo de la investigación jamás oyó hablar de él, pero existe porque Dios se lo ha dicho a la protagonista. Esto puede definirse de cualquier manera menos “serio”.

Rachel9 dijo...

Por tanto, "Soy leyenda" decepciona por alejarse del libro de Matheson, que es una de las obras más importantes de la ciencia ficción y cuya lectura os recomiendo. Así que no leáis lo que viene ahora e introduciros en las páginas que nos cuentan la experiencia de Robert Neville, porque si algo tienen de bueno los "blockbusters" como "Soy Leyenda" es que hacen que se reediten los libros en los que se basan, lo que los hace más fáciles de encontrar, y al mismo tiempo los engrandecen.

En el libro de Richard Matheson los contagiados por la plaga se convierten en vampiros. Al principio, más que una obra de ciencia ficción parece de terror. La ciencia ha sido derrotada por la superstición: los contagiados beben sangre, vuelven de la tumba, huyen de los crucifijos y les repele el ajo; no es una enfermedad, es una maldición.

Robert Neville es inmune. Más adelante se nos explica que esto se debe a una casualidad. Pero al inicio de la novela él no lo sabe. La única realidad es que, excepto él, los únicos supervivientes de la plaga permanecen escondidos en sus casas durante el día y salen a alimentarse por la noche. Ha convertido su casa en un auténtico fortín para impedir que los vampiros la asalten. Cada noche, lanzan piedras contra las puertas y ventanas reforzadas con madera, chillan para que salga y las vampiras se le insinúan para que su necesidad le obligue a abandonar su refugio. Cada mañana Neville recoge los cadáveres que han quedado –los vampiros se ven obligados a atacarse entre sí- y los lleva a las afueras de la ciudad, donde todavía se mantiene ardiendo la gigantesca pira funeraria que años atrás las autoridades había preparado para incinerar los cadáveres contagiados.

Toda la obra, que tiene la longitud de un cuento largo, gira sobre la soledad del protagonista, cómo soporta su situación –emborrachándose, escuchando música clásica o abstrayéndose mirando un mural del mar que tiene en el salón de su casa- y cómo encara su futuro. Más por distracción que por fe, decide investigar qué es lo que ha originado la enfermedad. El Neville literario no es un científico, así que ha de aprender en la biblioteca y aprender sobre la marcha. Así descubre que el vampirismo es una enfermedad, y que todo lo que constituyen las leyendas sobre estos seres tiene una base real y científica. El virus que lo genera, mutado por las armas usadas en una guerra, es lo que ha causado ese apocalipsis.

Es común en Hollywood, cuando se hace una adaptación del estilo a la de “Soy leyenda”, que se utilicen ideas del libro pero tan simplificada que sólo coinciden en una palabra. En una parte de la novela, Neville embiste con su coche contra los vampiros, pero es porque se ha entretenido y no ha llegado a su casa antes del anochecer, y éstos destrozan el vehículo, pero porque lo ha dejado abandonado en la puerta. También aparece un perro. Tras años de soledad, ve a un perro vivo que rehúye cualquier contacto. Durante meses intenta ganarse su confianza mientras reza porque no caiga en manos de los vampiros. Hasta que un día lo ve aparecer como siempre, a la puerta de su casa, pero herido. Al final lo cuida hasta que muere. Es una de las cosas más emotivas que he leído nunca en una novela, muy distinto a lo que sucede en la película con la perra “Sam”.

Pero lo más indignante es cómo tergiversan el sentido del título. “Soy leyenda” es el último pensamiento del protagonista. Y es que mientras él ha estado cazando vampiros, algunos infestados han sido capaces de desarrollar un suero que detiene la enfermedad. Físicamente son iguales que los otros, pero pueden permanecer bajo la luz del sol y han iniciado la construcción de un “Nuevo Mundo”, en el que la gente antaño “normal” como Robert Neville, son considerados monstruos. En la celda en la que había sido encerrado para ser ejecutado en público, mientras ve a través de los barrotes de la ventana cómo la multitud de rostro macilento y colmillos le mira con horror, Neville es consciente que en el futuro hablarán de él como antaño se hablaba de los vampiros, que generación tras generación se contará la historia del monstruo que mataba “humanos”, y que ésta se engrandecerá.

Que, en definitiva, se había convertido en una leyenda.

Sesión Golfa dijo...

Estamos de acuerdo, amigo. Un saludo y feliz año.

Carlos Alberto Arellano dijo...

Ramón: ¿Ya está en el cine «Soy leyenda»? ¡Increíble! ¡Maravillosa noticia! (No leí todo tu texto, estoy saliendo a hacer compras.) Leí ese libro en mi adolescencia y me aterrorizó. Para mí es una obra maestra. Uno de las mejores novelas que he leído en mi vida. Soy un fan de Richard Matheson. Su hijo también es escritor: Richard Christian Matheson.

¡FELICES FIESTAS, amigo Ramón! ¡Que lo pases muy bien!

Posdata: Vi «The Omega Man». No me gustó. ¡Nada que ver con la terrorífica belleza de «Soy leyenda»! ¡Horrible el final! ¡El final de «Soy leyenda» es una obra de arte!

Carlos Alberto Arellano dijo...

Rachel9: Tienes muchas cosas interesantes para decir. ¿Porqué no hay nada en tu blog? No lo entiendo. A esto que has escrito en lo de Ramón, sólo falta agregarle una imagen.

Te cuento que leí «Soy leyenda» cuando tenia 13 o 14 años. ¡Me aterrorizó! He leído varias veces la novela. Y la seguiré leyendo.

También vi «El increíble hombre menguante» ¡Maravillosa película! La tengo grabada en cassette.

¡Saludos!

Carlos Alberto Arellano dijo...

Ramón: Decidí no leer tu texto. Primero voy a ver la película. ¡Ya la estrenaron en Argentina! Tampoco leí todo lo de Raquel9. No quiero saber nada de la película que estoy por ver. (En este caso, las diferencias con la novela.)

¡Feliz 2008!

Rachel9 dijo...

Carlos, no hay nada en mi blog porque no tengo blog. Creé uno cuando me hice la cuenta pero jamás lo he usado. Yo soy más de debatir en los foros y blogs. Me alegro que te haya gustado lo que he puesto, pero si ha salido así ha sido porque estaba respondiendo a una entrada de Ramón.

Si te gusta tanto "Soy Leyenda" supongo que ya habrás visto la adaptación al comic que se ha publicado recientemente. Aquí en España salió un mes antes de la película y es una fidedigna adaptación de la novela. Sus autores son Steve Niles (guión) y Elman Brown (dibujo), y es tan fiel que es casi todo texto de la obra de Matheson.

Respecto a la novela, yo me la leí hace unos días, tras ver la película. Luego leí el cómic porque me encantó. Si no te gustó "The Omega Man" vete preparando, porque la versión de Will Smith está basada en el guión de ésta, no en la novela.

Nunca entenderé por qué en Hollywood cuesta tanto adaptar este tipo de historias. Raro es el caso en el que la película llega a igualar -no digamos ya a superar- la obra literaria. Aunque hay algunas excepciones, como la de Blade Runner. Philip K. Dick, autor de "¿Sueñas los androides con ovejas eléctricas?", libro en el que se basa Blade Runner, era muy reticente a ceder al cine los derechos de cualquiera de sus obras. No llegó a ver la película, pero sí pudo ver unos 40 minutos de metraje, en los que aparecía la ciudad y el ambiente en el que se desarrollaba la acción, y salió de la sala de proyección asombrado y preguntando cómo habían sido capaces de recrear las imágenes que tenían en su mente cuando escribió la novela.

elputocriticón dijo...

pues lo cierto es que tenía ganas de verla, pero al final se me ha acabado pasando y a estas alturas supongo que ya esperaré a que salga directamente en dvd.. tampoco es que espere demasiado, todo sea dicho.

saludos!

Pablo dijo...

Nada de epidemias, aquí a trabajar que se muy "sano". FELIZ AÑO NUEVO!!!. Amigo Ramón.

Planocenital dijo...

Pude ver Soy Leyenda hace pocos días y me pareció buena. La primera hora es muy buena, la última media hora un desastre. Así que es equilibradamente buena, se compensa a sí misma.
No hay nada que hacer, cuando la película se comienza a poner oscura y angustiante, Hollywood decide apostar por la ingenuidad y la visión onírico-americana de las cosas.
Saludos!