Entrada destacada

Sin riesgo no hay gloria, una reflexión sobre Star Wars

Llega mayo y se cumplen cuarenta años del estreno de La guerra de las galaxias ( Star Wars ), sin duda un punto de inflexión en la historia ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

domingo, 11 de noviembre de 2007

La poesía del oeste

El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford (The assassination of Jesse James by the coward Robert Ford, Andrew Dominik, 2007) es un western poético y biográfico sobre la relación del legendario pistolero y su verdugo, un joven acomplejado con ambición de ser alguien importante, posiblemente más importante que su propio ídolo. Una magnífica fotografía, acompañada de una sublime partitura, hacen que se graben en la retina imágenes tan poéticas como los movimientos de las nubes al atardecer o la luz del tren avanzando a través de los árboles del bosque en la densa oscuridad de la noche. La única pega que se le puede poner a esta película es su duración, casi tan larga como su título, 160 minutos. Un pequeño exceso de metraje que se compensa con la calidad global del producto.
Hace poco pude ver, también en pantalla grande, Tierra de audaces (Jesse James, Henry King, 1939), posiblemente una de las mejores adaptaciones cinematográficas de la vida del pistolero. Es una película cuya factura formal responde a los cánones de glamour del Hollywood de la época. En ella un magnífico Tyrone Power encarna al legendario Jesse James con gran convicción. La película recorre toda la vida de los hermanos James, arrancando con el motivo por el que se hicieron delincuentes y terminando con la traición de Robert Ford.
Sin embargo esta nueva película, interpretada correctamente por Brad Pitt como Jesse James y áun mejor Casey Affleck como Robert Ford, arranca precisamente con el último golpe de la banda, en el cual se conocieron Ford y James, y termina con lo que le ocurrió a Robert Ford depués de su traición. En el clásico de Henry King el papel de Ford lo interpretaba John Carradine, también con gran convicción pero con poco lucimiento ya que su personaje, a pesar de ser importante, sale poco puesto que la película abarca más tiempo de la vida de Jesse James y por tanto sólo sale al final.
En resumen se puede decir que El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford es una gran película donde destaca con sobresaliente la banda sonora y con notable la fotografía. Y el pequeño detalle de la duración, en fin, se le puede perdonar.

6 comentarios:

Juan dijo...

Tomo buena nota. Y vaya lujazo haber visto Tierra de Audaces en el cine...
Un saludo.

Anónimo dijo...

No soy partidario ni de los remaques ni de las secuelas, aunque hay algunas que merecen la pena, esta todavia no la he visto, y quizá ni la vea por ahora, pero si de verdad quereis ver una película donde verdaderamente se refleja la auténtica vida del mítico bandido, y ¡ojo1, que "Tierra de audaces", es una maravilla, pero de verdad la película que (a mí), más me gustó fue "La verdadera historia de Jesse James", de Nicholas Ray. (Claro que sobre gustos no hay nada escrito). Saludos. Pablo.

Rachel9 dijo...

Yo creo que no hay mayor ejemplo de western poético que Pasión de los Fuertes (de John Ford, 1946), en la que un Doc Holyday decadente y enfermo, interpretado por Victor Mature, interpreta delante de unos pistoleros el monólogo de Hamlet.

La interpretación que Victor Mature realiza en esta película quizás sea la única que pueda ser denominada como tal. No me malinterpretéis. Como todos yo he disfrutado con "La túnica sagrada" o "Sansón y Dalila", pero hay que reconocer que Mature tenía poco de actor. En su época llegaron a decir que tenía cara de gangster con dolor de muelas. Cuentan que deseoso de pertenecer a un club elitista en el que no se aceptaban actores ni personas relacionadas con el mundo del espectáculo, Victor Mature acudió a pedir su ingreso con una selección de las críticas que había recibido su trabajo para demostrar que, en efecto, el no era un actor.

Siempre he leído que "Johnny Guitar" era un western poético por sus personajes solitarios y existencialistas. A mí me ha parecido siempre una película muy sobrevalorada. Me resulta más poético "La Diligencia" o "Fort Apache", que además me parece "La Ilíada" escrita por un norteamericano del siglo XIX.

Nunca veré la poesía en "Johnny Guitar" como jamás entenderé el atractivo que podía tener Joan Crawford para un hombre. ¿Alguien me lo puede explicar?

Ramón Ramos dijo...

Juan, efectivamente ver clásicos en pantalla grande es una pasada.

Pablo, la peli de Nicholas Ray no la he visto pero me apunto la sugerencia.

Rachel, muy buenos apuntes los de Pasión de los fuertes y La diligencia.

Saludos.

Anónimo dijo...

Hola Rasmón unas veces por pereza y otras por falta de tiempo pero siempre me pasa lo mismo, pero de hoy no ha pasado, y acabo de ver el corto de "El vengador", solamente decir de él. Matricula de Honor. Saludos. Pablo.

CENTRO LITERARIO PARA LAS AMERICAS dijo...

BOLETÍN DE PRENSA No. 01

Antes de creada la Internet la propiedad intelectual era rigurosamente respetada por editoriales, disqueras y demás empresas que dependían del talento artístico. Aparecida la web, sus propietarios se convirtieron en las únicas personas con licencia para violar todas las normas de propiedad intelectual. Muchas editoriales quebraron al igual que sus autores, pues tan pronto salían los libros al mercado su contenido aparecía publicado en blogs con editores desconocidos, esto desde luego con total complicidad de Google, que entre otras cosas estimula a crearlos. Google es el mayor pulpo de la piratería, y ha llegado la hora de que escritores, poetas y editores de libros tomemos cartas en el asunto. Google no se puede escudar en el pluralismo de la web para violentar descaradamente la propiedad intelectual. Se debe legislar al respecto, alguien los tiene que poner en cintura, pues Google se está convirtiendo en una amenaza para el talento artístico. Anuncio la creación de un sindicato de escritores de blogs, pues nuestro trabajo merece respeto. En el caso particular he visto como muchas de mis historias eróticas aparecen en diferentes blogs con títulos diferentes y omitiendo mi nombre como autor.
SALOMÓN BORRASCA