Entrada destacada

El booktrailer de Historia de un blog de cine

Enlaces relacionados: Presentación del libro Historia de un blog de cine . Galax Pictures, el libro .

Busca en Galax Pictures Cine Blog

domingo, 28 de octubre de 2007

Cassandra's point

Siguiendo la estela de intriga en clave de tragedia dejada por Match Point (2005), vuelve Woody Allen con El sueño de Cassandra (Cassandra's dream, 2007). El escenario vuelve a ser Londres y nuevamente trata temas tan interesantes como la ambición desbocada, las casualidades de la vida y los dilemas morales. Ewan McGregor está a la altura de las circunstancias y Colin Farrell debo admitir que está por encima de lo cabía esperar.
La historia trata de dos hermanos que compran un barco llamado Cassandra's dream y a partir de ahí sus vidas empiezan a cambiar. Por distintos motivos ambos se encuentran endeudados y recurren a su tío millonario para que les eche una mano. Pero el favor les va a salir muy caro.
El bien y el mal, el sentido de culpa, la ambición, el saber o no saber donde se encuentra el límite de nuestras acciones, todo esto nos cuenta con pulso firme el señor Allen que introduce al espectador en una vertiginosa espiral de intriga.
Hay algunos comentarios que afirman que Cassandra's dream no está a la altura de Match point. Creo que Match point ha tenido mayor repercusión porque supuso un giro en el estilo de Woody Allen y esto sorprendió gratamente a todos. El factor sorpresa es importante y Cassandra's dream no cuenta con él porque ya tiene un antecedente, pero considero que analizando objetivamente ambas películas sin tener en cuenta el factor sorpresa, las dos están a la misma altura.
Un aplauso para el señor Allen.

domingo, 21 de octubre de 2007

Delirio cinéfilo

Acabo de ver de nuevo Sky captain y el mundo de mañana (Sky Captain and the world of tomorrow, Kerry Conran 2004). La había visto en el cine en su momento. Se trata de la primera, y hasta la fecha única, película de su director. Es una película retro futurista, es decir, futurista con la estética propia de otra época. Es todo un homenaje, o más bien un enorme guiño, al cine de aventuras de los años 30. Globalmente la película deja la sensación de que podía ser más, que se ha quedado corta en sus posibilidades. No obstante el primer cuarto de hora es absolutamente impecable, tanto por la estética como por la forma de introducir la trama de la película. Sin embargo una vez planteada la situación los personajes resultan algo sosos durante el desarrollo de la misma, a pesar de contar con un trío protagonista bastante prometedor: Jude Law, Gwyneth Paltrow y Anjelina Jolie.
Técnicamente es de lo mejor, así como la estética visual hace las delicias de cualquier cinéfilo nostálgico de las antiguas películas de aventuras. No llega a hacer vibrar pero es una estupenda película de entretenimiento. Se ha hecho prácticamente entera con la técnica del chroma key y el resultado es impresionante. Sobre todo es una película única en su especie, una rareza muy agradable.

sábado, 13 de octubre de 2007

Pinta tu carreta

Es curioso como cambia la percepción de una película según con qué edad se vea. Hace poco volví a ver, después de muchos años, La leyenda de la Ciudad Sin Nombre (Paint your wagon, Joshua Logan 1969). Una gran película sobre los buscadores de oro en el lejano oeste. La vi de niño y recordaba que me había gustado, que era una buena película. Al revisionarla ahora hago otras valoraciones, como por ejemplo lo insólito que resulta ver y oir cantar a Clint Eastwood, o la sensacional banda sonora de la película, un montón de canciones memorables como Gold Fever, No Name City, etc. Lee Marvin hace el papel de su vida, está enorme, llena la pantalla cada vez que sale.
Es la adaptación de la obra musical homónima de Alan Jay Lerner. Es un western cómico y musical. Es divertida, rítmica y optimista. Una joya del cine.

martes, 9 de octubre de 2007

Se desata la pasión

He visto hace poco una película que me perdí en su momento en el cine y que me había quedado con ganas de ver: Love actually (Richard Curtis, 2003). Es una estupenda comedia romántica coproducida entre Reino Unido y Estados Unidos, en la línea de Notting Hill (Roger Michell, 1999) o Cuatro bodas y un funeral (Four weddings and a funeral, Mike Newell 1994), de las cuales Richard Curtis es guionista. Love actually goza de un reparto estelar con figuras de primera fila como Hugh Grant, Emma Thompson, Laura Linney, Liam Neeson, Colin Firth, y un largo etc, los cuales protagonizan diferentes historias de amor paralelas que acaban entrelazándose. Disfruto mucho con este tipo de películas aunque también me gustan otro tipo de romances, como los clásicos glamourosos de Hollywood tipo Tu y yo (An affair to remember, Leo McCarey 1957) con la estupenda pareja formada por Cary Grant y Deborah Kerr en un inolvidable drama romántico, o la comedia La costilla de Adán (Adam's rib, George Cukor 1949) con la genial pareja Katherine Hepburn y Spencer Tracy. Los únicos romances que me dejan indeferente son los pretendidamente realistas como Frankie & Johnny (Garry Marshal, 1991) o Love story (Arthur Hiller, 1970).
Los que realmente me encantan son aquellos en los que el amor alcanza tintes épicos, las pasiones desatadas en situaciones límite como Moulin Rouge (Baz Luhrmann, 2001), Titanic (James Cameron, 1997), El último mohicano (The last of the mohicans, Michael Mann 1992) o El fantasma de la ópera (The Phantom of the opera, Joel Schumacher 2004).
Y por supuesto no podría cerrar un post dedicado al cine romántico sin nombrar la historia de amor más cinematográfica de todos los tiempos: Casablanca (Michael Curtiz, 1942), sin comentarios.
¿Es importante el amor en el cine? Si el amor es fundamental en la vida y el cine es un reflejo de la misma...la conclusión es obvia.

lunes, 1 de octubre de 2007

Estafas periodísticas

Se ha estrenado La gran estafa (The hoax) de Lasse Halström, protagonizada por Richard Gere y Alfred Molina. La trama es la historia real de un periodista que en 1971 convenció a una poderosa editorial de que él era el único autorizado por el gran Howard Hughes para escribir su autobiografía. El protagonista se embarca en una espiral de mentiras donde se llega a confundir la realidad con la ficción. Lo que empieza en clave de comedia acaba tornándose más dramático. Al final de la película cuesta decidir en qué género encuadrarla. Tiene muchos matices y recovecos, pero el director consigue guiar con soltura al espectador a través de esta monumental estafa perpetrada por un periodista desesperado.
Lasse Halström ha dirigido películas de renombre como Chocolat (2000), Las normas de la Casa de la Sidra (The Cider House rules, 1999) o ¿A quién ama Gilbert Grape? (What's eating Gilbert Grape?, 1993), lo cual es un buen aval para ir a ver su nueva película. Por otra parte Richard Gere está muy convincente y Alfred Molina está sensacional en el papel de amigo fiel del protagonista, muy alejado de su también estupendo villano Dr. Octopus en Spiderman 2 (Sam Raimi, 2004). Entre los secundarios destacan Marcia Gay Harden, como la esposa del protagonista, y Stanley Tucci, en el papel del editor.
No es la primera vez que se lleva a la pantalla una historia real de un engaño periodístico. En 2003 se estrenó El precio de la verdad (Shattered Glass), dirigida por el debutante Billy Ray, sobre un joven periodista que se inventaba sus artículos. La película estaba protagonizada por Hayden Christensen, que en aquel momento gozaba de cierta popularidad por encarnar a Anakin Skywalker en la nueva trilogía de Star Wars. Sin embargo la película pasó sin pena ni gloria por la cartelera. Quizá La gran estafa tenga más repercusión en la taquilla, y ojalá así sea, porque desde luego se lo merece.