Entrada destacada

Secuelas tardías, ¿una buena idea?

Hace poco se publicaba el primer teaser de Blade Runner 2049 , cuyo estreno está previsto para octubre de este año. Se trata de la secuela ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

sábado, 30 de junio de 2007

Tres veces verde

El color verde sigue de moda, ha llegado Shrek Tercero. Lo primero que hay que decir es que la perfeccción técnica en la animación es abrumadora, impresionante. Se ve que los animadores de la Dreamworks no se acomodaron al éxito seguro y se han esforzado en superarse a sí mismos. Por lo demás los personajes conservan su frescura y la historia de los protagonistas evoluciona con una coherencia absoluta: en la primera se conocieron y la cosa acabó en boda, en la segunda tuvieron su luna de miel y relaciones familiares y ahora en la tercera esperan descendencia.
En cuanto a los secundarios destacan Blancanieves, que en las anteriores era sólo figurante y ahora tiene papel, y el mago Merlín que es una nueva adquisición y está espléndido ataviado con sandalias y calcetines. Asno y Gato con Botas siguen estupendos como siempre.
Una comedia muy divertida para toda la familia.

lunes, 25 de junio de 2007

Ya son 13

Pues sí, la banda del ladrón Danny Ocean empezó con 11 (Ocean's eleven, 2001), luego fueron 12 (Ocean's twelve, 2004) y ahora son 13 (Ocean's thirteen, 2007). Reconozco que no he visto la segunda, y comparando esta tercera con la primera pues se echa de menos un giro final en el guión. Así como en la primera se veía el atraco de una manera y luego resultaba ser de otra, en Ocean's thirteen hacen exactamente lo que dicen que van a hacer y punto. Aparte de eso la película es entretenida, respeta el estilo de la saga, y los actores están como cabría esperar de ellos: George Clooney elegante, Brad Pitt y Matt Damon correctos, Al Pacino llena la pantalla y Andy García un estupendo invitado especial. Es una película para pasar un buen rato.
En cuanto a Steven Soderberg pues hace una dirección correcta, adecuada. A mí personalmente siempre me ha parecido sobrevalorado como director. No digo que sea malo pero tampoco es que sea para elevarlo a los altares. Porque Traffic está bien, pero por el tema que trata, creo que debe ser difícil que esa película pase desapercibida sea quien sea el que la dirija, Solaris es un tostón soporífero interminable, Erin Brockovich parece un telefilm de sobremesa para una tarde lluviosa de domingo, Un romance muy peligroso es una supuesta comedia bastante aburrida (suelo ser de risa fácil y no me reí nada)...creo que en definitiva lo mejor que ha hecho ha sido Ocean's eleven.
Aprovecho la ocasión para recordar algunas películas de tinglados: El golpe (The sting, George Roy Hill, 1973) sensacional montaje para timar a un hampón con impresionantes Paul Newman y Robert Redford; Como robar un millón y... (How to steal a million, William Wyler, 1966) deliciosa comedia romántica con el tinglado para robar una estatua de un museo con Audrey Hepburn y Peter O'Toole; La cortina de humo (Wag the dog, Barry Levinson, 1997) con unos excelentes Robert de Niro y Dustin Hoffman montando una guerra ficticia para evitar un escándalo sexual en la Casa Blanca.
¿Alguien recuerda más tinglados?

domingo, 17 de junio de 2007

Día triste

Mañana 18 de junio de 2007, los cines cierran en protesta por la nueva ley de cine, la cual obliga a los exhibidores a poner un determinado número de películas españolas frente a las extranjeras. Un día en que los cines cierran es un día triste para cualquier amante del séptimo arte, sea cual sea el motivo del cierre.
Personalmente estoy de acuerdo con los exhibidores. La medida que propone la ley, al igual que lo que propuso sobre la inversión que las televisiones privadas debían hacer en el cine, me parece totalmente intervencionista. Los propietarios de las salas tienen un negocio que mantener y por tanto son muy libres de proyectar lo que ellos crean conveniente para llenar las salas. Si no quieren poner más cine español es porque no les sale rentable. También en estos días ha salido publicado un estudio según el cual más del 60% de los españoles no van a ver cine español porque no les interesa y/o lo consideran mediocre. Esto por tanto da la razón a los exhibidores.
Creo que hay cosas que no se pueden resolver a golpe de ley. Si a la gente no le interesa ver cine español no van a ver más películas españolas porque se estrenen más, irán cuando alguna les llame la atención y punto. El problema del cine español no está en la exhibición sino en las películas en sí. Los contenidos son siempre los mismos y gustan a un determinado sector del público. Si se quiere aumentar la taquilla hay que hacer más variedad de productos para captar a distintos sectores de público. Que las películas españolas sean buenas o malas puede ser algo subjetivo, pero lo que es un dato objetivo es que el tipo de personajes e historias que cuentan están todas enfocadas a un mismo sector de público, y a quien no le guste no se le puede obligar a verlo por ley.
El cine es un arte, pero es un arte complejo porque requiere una serie de medios técnicos que cuestan dinero, que precisan de inversión. Por tanto una película es un producto industrial, de contenido cultural, pero no deja de ser un producto industrial costoso y debe ser gestionado como tal. Debe de tener una gestión empresarial que permita obtener beneficios para poder seguir haciendo más películas.
La solución para salvar al cine en España no es poner trabas a la competencia sino ponerse a la altura de la competencia, ganarse al público. Hay que ampliar el abanico de sectores de público a los que agradar. Al fin y al cabo cualquier negocio depende de los clientes, son ellos quienes hacen subir un negocio o quienes lo mandan a la quiebra. Pero los clientes no se ganan obligándolos a comprar sino ofreciéndoles un producto que les convenza. Y mientras los que cortan el bacalao en el panorama cinematográfico nacional no sean conscientes de esto, no habrá ley alguna que pueda salvar al cine español.

domingo, 10 de junio de 2007

¡Al abordaje!

Han vuelto los piratas. "Piratas del Caribe: En el fin del mundo" es una tercera parte al uso, en cuanto a que hace apología del exceso por doquier. Sin embargo es innegable que ha cumplido su función: entretener. Por supuesto la mejor de la saga es la primera parte, pero entre la segunda y la tercera me quedo con ésta última. La estética utilizada para la batalla naval final me parece impresionante. La aparición de Keith Richards como pirata es sensacional. A nivel de actores Johnny Depp está correcto en su papel del capitán Jack Sparrow entre la ambigüedad y el delirio. Pero respecto a sus coprotagonistas Keira Knightley y Orlando Bloom, ambos quedan eclipsados por los secundarios Geoffrey Rush y Chow Yun Fat.
En cierto modo me recuerda a la reciente Spiderman 3 en el sentido de que en la tercera parte han querido ir más allá y rizar el rizo en todos los aspectos: muchos personajes, muchas historias entrelazadas, mucha acción y muchas acrobacias digitales.
Aparte de algún chiste fácil fuera de contexto y algún pequeño bache en la narrativa de las distintas historias, la película en general entretiene y es muy recomendable para pasar un buen rato.

domingo, 3 de junio de 2007

Ja, ja, ja...¡Qué risa!

La comedia es uno de los géneros más difíciles. Sin embargo se filman comedias a montones, pero de hecho muchas no dan la talla. Hacer reir es complicado. Pero si se consigue es de lo más gratificante que hay en este mundo. Una buena comedia nos alegra el día, nos carga de optimismo, nos transmite buenas vibraciones, o al menos a mí sí me produce estos efectos. Hace poco he revisitado algunos títulos como "Con faldas y a lo loco" (Billy Wilder, 1959), "¿Qué me pasa doctor?" (Peter Bogdanovich, 1972), "La vida de Brian" (Terry Jones, 1979), "El jovencito Frankenstein" (Mel Brooks, 1974), y alguna más y la verdad es que son maravillosas.
Hay muchos tipos de humor, y cada persona se puede identificar con uno u otro. Yo personalmente soy de risa fácil y tengo películas favoritas en las distintas variantes de las comedias. En humor negro me quedo con "El verdugo" (Luis García Berlanga, 1963) y "El quinteto de la muerte" (Alexander Mackendrick, 1955), en humor delirante y surrealista con algunas de los hermanos Marx, como "Sopa de ganso", El hotel de los líos" o "Una noche en la ópera". Para comedias de enredo sugiero "Uno, dos, tres" (Billy Wilder, 1961) o "Su juego favorito" (Howard Hawks, 1963). En comedias románticas recomiendo "El apartamento" (Billy wilder, 1960), "Pretty woman" (Garry Marshal, 1990) o "Notting Hill" (Roger Michel, 1999). En comedias de crítica social propongo un clásico y una contemporánea: "Tiempos modernos" (Charles Chaplin, 1935) y "Full monty" (Peter Cataneo, 1997). Y no puedo dejar de proponer comedias sin nombrar alguna de Woody Allen: "Annie Hall" (Woody Allen, 1977), "Sueños de seductor" (Herbert Ross, 1972) o "La maldición del escorpión de Jade" (Woody Allen, 2001).
Por supuesto recomendaría muchas más pero de momento son las que me vienen a la cabeza, y por supuesto algunas encajan en varias de las categorías que he propuesto.
Una sonrisa, por favor.